Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Adjetivos subjetivos

Posted by Pele Camacho en 4 mayo, 2012

Es difícil substraerse a la sensación que algunos animales pueden producirnos, y así, en algunos casos o con algunas criaturas, se pierde la objetividad y se cae en la subjetividad provocada porque su aspecto sea, como resumió un famoso, “en dos palabras, Im Presionante”.

Ooteca de mantodeo: no todo en aquella oliva eran aceitunas…

Pulsar en las imágenes para verlas con más resolución

Uno puede ir por tierra olivarera, por ejemplo, y encontrarse algo como una especie de aceituna rara, con aspecto poroso, esponjoso, hojaldrado, incitante… y equivocarse, claro, al confundir objetos botánicos con sujetos zoológicos de aspecto pastelero, como son las ootecas de mantodeos, o de Mantodea, un orden de insectos con aspecto de Mantis, aunque no todos los mantodeos son mántidos, por ejemplo, pues hay algunos que son empúsidos…

Ninfa de Empusa pennata, colgada de una flor de Scorzonera hispanica

La Empusa pennata (Thunberg, 1815) es una criatura objetivamente impresionante, desde esas ootecas de las que pueden salir docenas de ninfas, pero… ¿puede haber ninfas de Empusa? pues sí, porque así llaman a las pequeñas criaturas que salen de las ootecas. Las ninfas mitológicas eran “diosas menores”, hijas del todopoderoso Zeus, presentes como animadoras en las reuniones de los dioses del Olimpo y asociadas a la naturaleza, donde hacían de ayudantes o azafatas de dioses y diosas mayores. Los artistas las imaginaron siempre como seres felices, alegres y de belleza singular, tan singular como subjetiva pueda ser la belleza de una ninfa de Empusa o de una Empusa adulta.

Belleza singular de una hembra adulta de Empusa pennata… con “lifting” de garganta pendiente

La Empusa mitológica era una criatura polimórfica, una especie de bruja que cambiaba de aspecto, de perro, de vaca, de mujer con una pata de bronce, de “vampira”… porque se dedicaba a camelar jovenzuelos y a “vampirearlos” a tope, hasta devorarlos… era una guardiana del Hades, el inframundo que incluía los Campos de asfódelos a donde iban las almas después de la muerte, y el Tártaro, una especie de infierno para un castigo eterno frío y desangelado, a diferencia del infierno que algunos enseñaron en nuestra cultura, con ángeles malos y llamas inextinguibles, posiblemente más cálido, pero no más confortable que el Tártaro, por lo que de uno y otro contaban sus creyentes.

 Hembra adulta de Empusa pennata , sobre unos frutos de asfódelo o gamón,  Asphodelus spp.

Las Empusas de seis patas pertenecen y dan nombre a la familia Empusidae, o de los empúsidos, dentro del orden Mantodea. Son criaturas subjetivamente fascinantes: hay por ahí foros donde se compran, cambian y crían mántidos de todo tipo, hay quienes disfrutan contemplándolas… y nada hay que objetar si no las dañan, aunque no estoy seguro de que las ninfas que surjan de esas ootecas “de criadero” se sientan felices y alegres; supongo que algún día las llevarán a alguna parte y las liberarán antes de ser adultas, supongo…

Bajo la “peineta” característica, la tímida mirada vidriosa y unas garras en guardia amenazadora

Y, sin embargo, a pesar de su aspecto impresionante y -subjetivamente- terrorífico y del proceso mental que nos lleve a imaginar a la criatura mitológica que les dio nombre, las empusas de nuestros campos de asfódelos son insectos totalmente inofensivos para los humanos, cosa que no podrían decir muchos otros insectos que son víctimas de sus instintos carnívoros y de la efectividad de sus patas delanteras, certeras y veloces garras con las que cazan a sus presas, como hacen tantas y tantas criaturas de la naturaleza.

About these ads

2 comentarios to “Adjetivos subjetivos”

  1. Klaus said

    Hola Pele. Tienen mucho encanto, y algo de misterio, por extraños, estos bichitos. Excelente artículo, y perfectas las fotos. Un abrazo – Klaus

    • Hola, Klaus
      Me ha gustao eso que dices del encanto y del misterio…, es tu toque subjetivo y es muy bueno. sí, señor…
      Con estos personajes son con los que he tenido más ganas de hacerles un “retrato” que mostrara los detalles de su cabeza de aspecto… ¡¡¡ DIABÓLICOOOO !!! ;-) ;-) ;-)
      Un abrazo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 90 seguidores

%d personas les gusta esto: