Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

El efecto mariposa

Posted by Pele Camacho en 12 abril, 2010

La Papilio machaon (Linnaeus, 1758) es una de las mariposas más grandes que vuelan por nuestra geografía y ha sido una de las que más me ha dejado acercarme a ella. Es hermosa y tiene un vuelo potente y enérgico. Impresiona ver sus remolinos, algunas veces casi verticales, cuando dos machos pelean o cuando un macho persigue a una hembra.  Alguna vez, al hacerle una foto macro, he podido oír el batido de sus alas en el aire cuando arrancó su vuelo. Y recordé “el efecto mariposa”.

La Papilio machaon ( Linnaeus, 1758),  casi 10 cm de envergadura alar

Se dice que, en 1961, el meteorólogo Edward Lorenz (1917-2008) simulaba en un ordenador el comportamiento de un modelo de predictor meteorológico. Los ordenadores de aquellos tiempos apenas eran un boceto de lo que son hoy día y, para acortar el tiempo de la simulación, en una de las simulaciones debía poner como dato la cifra 0,506127, pero abrevió y puso 0,506. El resultado de la simulación fue un disparate imprevisto que llamó su atención. “Sorprenderse, extrañarse, es comenzar a entender, decía Ortega y Gasset en 1930.

Dos años más tarde de aquella sorpresa, en 1963, Lorenz publicó el resultado de sus investigaciones en un artículo que envió a la Academia de Ciencias de Nueva York y en él se decía que ”si la teoría fuera correcta, el aleteo de una gaviota podría provocar un cambio de la predicción meteorológica”. Como el tema era muy interesante y con aplicaciones potenciales, continuó sus estudios y publicaciones y, en algún momento, cambió la gaviota -pajarraco algo carroñero y de graznido desagradable- por una mariposa, más poética y silenciosa. Y ya con el lepidóptero como protagonista, olvidó dar título a una conferencia que tenía que pronunciar en 1972. Pero alguien que conocía a Lorenz y el tema de la conferencia, se inventó un título atractivo que ha hecho historia: Does the flap of a butterfly’s wings in Brazil set off a tornado in Texas?, cuya traducción podría ser “¿Puede el aleteo de una mariposa en Brasil desencadenar un tornado en Texas?”. Desde entonces, las referencias en todo el mundo a lo que se dio en llamar el “efecto mariposa” han sido muy numerosas y, con ese nombre, por ejemplo, se ha dado título a dos películas, una de ellas española, varios libros y hasta incluso a algún conjunto pop.

El esfuerzo de su vuelo termina dejando marcas…

El “efecto mariposa” es una referencia metafórica a la sensibilidad de los “sistemas caóticos” que, a pesar de su nombre, son relativamente importantes y reales. Son sistemas dinámicos cuya evolución depende mucho de múltiples condiciones cuyo efecto, a veces, no se conoce bien; por ello, el más mínimo factor que pueda afectarles, como el simple aleteo de la mariposa del ejemplo, puede desencadenar una secuencia de acontecimientos de resultados imprevisibles, una especie de “efecto dominó” donde no debe entenderse que el aleteo sea “la causa” del tornado, sino el posible factor modificante de una turbulencia que altera una situación inicialmente prevista y… en fin, algo muy complicado que sólo se puede justificar con un profundo estudio matemático. El caso es que la “Teoría del Caos” tiene aplicación en actividades de uso cotidiano como, por ejemplo, las predicciones meteorológicas y otros fenómenos conocidos de forma incompleta, que necesitan el soporte de potentes ordenadores para calcular cosas que, de vez en cuando, son erróneas por el comportamiento algo “caótico” de esos sistemas y por el aleteo de una mariposa a la que, como no protesta, se le puede echar la culpa del desastre…

El mismo Lorenz, en su libro The essence of Chaos, reconoce que la idea de la mariposa fue original de Ray Bradbury, un visionario y genial escritor de temas de ciencia ficción que usó la referencia mariposil en un relato corto publicado en 1952, “ El sonido del trueno” sobre un “viaje en el tiempo” en el que la muerte de una mariposa en la época de los dinosaurios, influye en hechos del mundo actual.

Las Papilio machaon de las fotos estaban el 28-03-2010 aleteando cerca de Málaga, en una colina con vistas a la bahía donde a ellas les gusta encimar, algo que algunos llaman hacer “hill-topping”, donde demuestran el poder de sus alas haciendo filigranas y tirabuzones de vuelo indescriptibles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: