Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Nombres al gusto

Posted by Pele Camacho en 19 abril, 2010

Cuando existen, los nombres populares de animales y plantas varían de región a región y, más que vías de entendimiento son sendas de confusión, por ejemplo, el jilguero, alias “colorín”, “cavernera”, “cardelina”… tiene más nombres que colores, porque destaca su belleza y personalidad cantaora, pero ¿Qué ocurre cuando el bicho o hierba es más discreto y pasa desapercibido para los curiosos? Pues que da igual el nombre que se le ponga, porque la mayoría de los que lo vean, ni lo conocen, ni lo recuerdan, ni les importa el nombre que tenga.

Nymphalis polychloros – “Olmera”- “Large tortoiseshell”-  Familia: Nymphalidae- Subfamilia: Nymphalinae

Por otra parte, los nombres científicos de muchas especies tienen un origen más anecdótico que científico.  Si se piensa en los millones de especies a clasificar y denominar, algunas de ellas con más semejanzas que diferencias, lo probable es que se agoten los recursos del conocimiento antes de darles nombre; o que el uso y utilidad del nombre científico diferenciante quede limitado a un reducido grupo de expertos que, para el caso, viene a ser lo mismo: la gran mayoría de humanos que lean el nombre de tal especie se quedarán “a dos velas”.  Pero como la comunidad científica se siente responsable de identificar y denominar a las especies, hay que seguir la iniciativa de Linneo, tradicional y mundialmente aceptada,  y parir un nombre de familia, subfamilia, género y especie, con más o menos lógica, simpatía o afinidad y esperar que el resto de la comunidad lo reconozca y acepte. O que lo cambie.

Vanessa cardui – “Cardera”- “Painted lady”- Familia:Nymphalidae – Subfamilia: Nymphalinae

En el caso de los nombres de algunas mariposas -pero no todas-, por su notoriedad y belleza, tanto el pueblo soberano – aunque no se sepa quien fue- como la comunidad científica les ponen nombres y, tantos unos como otros, tienen tantas razones como sinrazones para justificar o rechazar el apelativo imaginado. El pueblo recurre, supongo,  a cualquier asociación de ideas que, en base a la observación más o menos repetida, justifique el nombre y, así, ha puesto nombres tan bonitos como “olmera”, “cardera”, “saltacercas”,“velada de negro”, etc., etc., claro está que,  igual que con el jilguero, los nombres cambian a más o menos kilómetros, y pasan a llamarse, por ejemplo, “large tortoiseshell”, “painted lady”, “wall brown”,“dusky heath”, etc., etc., que no son precisamente traducciones literales, sino asociaciones de ideas totalmente diferentes, con tanta razón y justificación en Albión como en Hispania.

Lasiommata megera – “Saltacercas”- “Wall brown”- Familia: Nymphalidae – Subfamilia: Satyrinae

De manera similar, la belleza de las mariposas ha inducido a los naturalistas a “bautizar” a algunas de ellas con nombres clásicos de personajes “míticos”. Los mitos tienen el encanto de las primeras culturas de la civilización, con todo el derroche de imaginación de aquellas gentes que no tenían escapes en pasatiempos tecnológicos como los de hoy. Quizás por eso haya llegado su influencia hasta nuestros días, supongo yo… y así, dentro del orden Lepidoptera  y el suborden Rhopalocera, por ejemplo, encontramos la familia Nymphalidae o de los ninfálidos, con una docena de subfamilias tan “familiares” para los mariposeros como la Nymphalinae y la Satyrinae… ¡qué bien!

Coenonympha dorus – “Velada de negro”- “Dusky heath”- Familia: Nymphalidae- Subfamilia: Satyrinae

Y empiezan las preguntas con y sin respuesta:
¿Quienes pusieron los nombres científicos de cada especie?  Pues si se busca en esa excelente web ,  Insectarium virtual,

www.insectariumvirtual.com/galeria

cada foto suele llevar el nombre de la especie, el del naturalista que la bautizó y el año en que lo hizo, pero no por qué lo hizo con tal nombre.

¿A quiénes se le ocurrieron esos nombres de familias, subfamilias, géneros  y por qué?  Pues no lo sé y, además, ahí empieza lo anecdótico, con más sorpresa que lógica porque, por ejemplo,  ¿Qué razones hubo para asociar unas mariposas a ninfas y otras a sátiros? Me lo expliquen, por favor… unas deberían ser bellas y encantadoras, mientras los otros serían feos y rijosos. Y las únicas referencias que hay son la imaginación de quienes las describieron, esculpieron o pintaron, pero que nunca las vieron, porque existir, lo que se dice “existir”, nunca existieron…

Y aquí, por ejemplo,    www.artrenewal.org/pages/artwork.php?artworkid=25&size=large

en el mismo cuadro se ve lo feo y lo bello y una explicación de ello.  Que ustedes disfruten viendo y leyendo.

Anuncios

3 comentarios to “Nombres al gusto”

  1. Caballa said

    Hola Pele:

    Aunque no soy un aficionado a los bishos de este tamaño, me he convertido en un fan de tu página por varias razones…

    Una de ellas es la prosa que manejas, da gusto leerte porque además del conocimiento que derrochas, enlazas nombres y definiciones de una forma tal que para un lector ajeno a esta materia resulta comprensible y enriquecedora.

    La segunda el entusiasmo propio de un neófito que demuestras con esta nueva aventura, en la que una bitácora personal puede convertirse, con el tiempo, en una referencia documental para grandes y pequeños.

    La tercera, tu ingenio… Muestra de ello es el “fúsil” fotográfico que has ideado y desarrollado, y que, con las imágenes que compartes con todos nosotros, convierte el disparo en un arte con el que podemos apreciar lo que a simple vista nunca vemos.

    Y así podría seguir enumerando algunas más, pero dejemos que el tiempo me dé… la razón.

    Un abrazo
    Arturo “Caballa”

    • P. Camacho said

      Pues aunque las escamas sean más gordas y el olor sea más fuerte, hay peces verdes o verdosos que, siendo bishos, podrían también tener un sitio en estas paginas.
      Así que ya lo sabe vuesa mercé: cuéntenos alguna historia vivida desde un kayak y acompañe una foto que la ilustre, por favó…
      Un abrazo, “caballero” 😉 😉

  2. Una página con muy bellas imagenes y cuidados textos, te felicito, muestras algunas especies que nunca he visto por tener su distribución mas al sur, sería emocionante poder verlas en vivo, Gracias por mostrármelas.
    Parece que compartimos el mismo lugar de identificación, allí nos encontraremos.
    Un saludo y a aprovechar lo que queda de verano.
    Suerte y salud !
    Luis Lafuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: