Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Sensaciones y percepciones

Posted by Pele Camacho en 10 enero, 2011

El maravilloso sentido de la vista -como los otros sentidos- funciona por estímulos: Las radiaciones, o los corpúsculos, de lo que llamamos luz atraviesan la lente del cristalino, inciden en los fotorreceptores de la retina que actúan como transductores y la energía luminosa se transforma en señales eléctricas que se propagan por el nervio óptico hasta el cerebro. Simplemente dicho, así de sencillo, hasta que las señales llegan al cerebro, donde todo da muchas vueltas y es muy difícil y complejo, hasta que los procesos de visión terminan en sensaciones y percepciones.

Las sensaciones visuales son las impresiones, más o menos fugaces, que producen en nuestra vista los estímulos luminosos, como las escenas y colores de una pintura o fotografía, sensaciones que pueden agradar más o menos porque en nuestro cerebro hay algo que dice, por ejemplo, bonito o feo.  La mayoría de los artistas tratan de causar sensaciones agradables; pero el arte evoluciona, por ejemplo, desde la pintura clásica, figurativa y realista, hasta la pintura impresionista, cuando los maestros de esa corriente pictórica, viendo cómo evolucionaba la fotografía y la dificultad de competir con ella, decidieron romper con el estilo clásico e innovar contra viento y marea. La evolución desde el realismo -con matices- del  impresionismo hasta la pintura abstracta fue un imparable paso más adelante en la innovación artística.  El arte abstracto prescinde de elementos figurativos y utiliza formas y colores que nada tienen que ver con cualquier escena real,  crea algo autónomo sin relación con elementos de la naturaleza, paisajes o cosas, basándose en combinaciones de formas cromáticas que intentan expresar algo por medio de sensaciones visuales; pero bajo la etiqueta de “arte abstracto” han surgido multitud de extravagancias, algunas incalificables, para conseguir resultados que no pasaban de simples pegotes o manchurrones sin gusto, ni orden ni concierto.

La fotografía abstracta fue, también, una nueva forma de expresión artística que surgió hace ya casi un siglo, como resultado de experimentos con la luz y los agentes químicos que intervenían en los procesos fotográficos, combinados con efectos casuales encontrados al utilizar nuevas técnicas.  Ahora vivimos en la revolución que han supuesto las técnicas digitales en la fotografía y el cine, una inmensa, explosiva mezcla de luz, color y efectos especiales. Casual fue, también, la foto que ves a continuación, porque varias veces he intentado hacer algo parecido, pero casi nunca me sale bien.

Veo, veo…  ¿qué ves?       2010-06-27      11:49:32

Salvo lo poco que está en foco, la foto de arriba es una mancha de colores que, tal vez, puedas imaginar de qué va; sin embargo, suponiendo que no lo hubieras hecho… ¿no te da una sensación de…? eso, eso, sí,  sí, lo que tu digas, lo que te haya sugerido, vale, vale… no pretendería más, solo una sensación, una impresión, un recuerdo de algo previo… ¿no? ¿ná de ná?  Pues también vale, porque las sensaciones son muy subjetivas y lo abstracto no tiene porque impresionar ni gustar a todo el mundo.  Ahí va otra foto que difiere de la anterior en… dos segundos de tiempo y en mucho más.

Dos segundo antes de saltar     2010-06-27      11:49:30

Cuando encuentro una criatura con “pose placentera”, suelo hacerle 20 o 30 fotos, una a una, sin ráfagas, cambiando los parámetros de la cámara para asegurar alguna foto aceptable y, como penitencia, aceptar la tarea de elegir después cual me gusta más de una serie donde las diferencias son, a veces, casi inexistentes.  A menudo, la modelo se cansa o se asusta y se va, dejando al fotógrafo y a la cámara frente a algo para lo que no estaban preparados, ni en tiempo ni en circunstancias, y sale una “cosa” como la primera foto, que solo causa sensaciones de esas que pueden agradar más o menos…

La percepción visual implica la participación voluntaria del conocimiento para reconocer e identificar elementos conocidos o desconocidos y apreciar sus detalles con un propósito o fin determinado;  es un proceso más lento y mucho más complejo, pero  la lentitud es consecuencia del regodeo del perceptor en su propósito, porque el cerebro es rápido, muy rápido.  En muchos foros de fotografía se habla a menudo de “arte”, de “calidad” y de otros conceptos donde suele haber mucho regodeo y, a veces, puede haber también una dosis de subjetividad o de condicionamiento a unas reglas difusas o palabras de gurús y santones de temporada.   La cosa se complica cuando la escena contiene imágenes de naturaleza, donde se mezclan fondo y protagonista, rareza o belleza de la especie, dificultad y oportunidad de la escena, movimiento, foco, color, luz, etc., etc.;  es difícil fijar criterios para valorar objetivamente los méritos de una foto de naturaleza y tener coincidencias subjetivas;  pero como en otros campos de la vida y la naturaleza, hay fotos que gustan o disgustan porque sí o porque no, sin más historias.

Macho de Calopteryx virgo: entre las alas más bellas de la naturaleza 2010-06-27    11:55:24

En el “porque sí”, la belleza del motivo o protagonista puede influir bastante y compensar, a veces, hasta la impericia del fotógrafo.  Las Calopteryx tienen bello hasta su nombre de origen griego, que quiere decir “de bellas alas”, sin duda, un nombre muy bien puesto. Es un placer verlas volar, con su vuelo que más parece de mariposa que de libélula, de brillos intermitentes y sensaciones casi estroboscópicas,  y luego, disfrutar con la percepción de sus  brillos y de la belleza de sus alas, gracias a la técnica superrealista de la fotografía digital.

Estas bellezas bailaban en el aire, junto a un arroyo por los confines de la provincia de Málaga. El recuerdo, la sensación que me quedó de la primera vez que las vi, me hizo volver a verlas una semana después y, espero, también dentro de unos meses.

Anuncios

4 comentarios to “Sensaciones y percepciones”

  1. Esperança Alomar i Berga said

    Pele, hiciste más que aportarme sensaciones,más, me con-moviste, me trasladaste fuera de mi y me regresaste a la amistad del Maestro Manuel Viola. Su voz, su voz tan peculiar charlando conmigo frente a sus manchas de color, su explosion del mundo pictórico y sus por qué acerca deol MANCHISMO más puro al que pertenecia i forjo con calidad indudable. ¿ Sabes que soy antifotoshopadas. ? Si, claro, pero a esta mancha la hubiera dejado sola para que el blanco no le quitara movimiento… Parece que al “rotar” se le va a atascar en el intento. Bueno. Ya me puedes excusar la osadia Pele, pero… a ese molinete azul no la debe de distraer el peligro de una posible rozadura. Magnifica, genial . Me gusta muchisimo. Un abrazo

  2. P. Camacho said

    Gracias, Espe, por tu comentario tan favorable. Y por coincidir en los recuerdos con Viola, con quien charlé también allá por 1972, creo, en la Complutense. Sus manchas me recuerdan esas fotos de galaxias y nebulosas lejanas. Buenas sensaciones.
    Un abrazo

  3. fernanda maldonado said

    tienes alguna pagina en facebook donde pueda seguirte o algo por el estilo?? la verdad estoy asombrada con tus fotografías y qusiiera que vieras algunas de las mías 😀
    SALUDOS Y SUERTE

    • Hola, Fernanda
      Pues, lo siento, pero aquí es donde tengo recogidas mis últimas fotos… intentando evitar una esquizofrenia fotográfica y publicadora;-) :-). Me encantaría ver tus fotos, si me dices dónde o cómo llegar a ellas.
      Salud y buenos ratos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: