Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Parques y Jardines

Posted by Pele Camacho en 25 mayo, 2011

No ha mucho tiempo, un tristemente famoso personaje, con mucho poder él, ante una racha de incendios forestales en su territorio vino a decir algo como que “… para evitar los incendios sería conveniente talar los árboles…” y se quedó tan ancho. Desgraciadamente, dijo e hizo cosas mucho peores.

Como las desgracias no vienen solas -y, al parecer, los desgraciaos tampoco- algún ramalazo de aquel famoso nos ha llegado de refilón y, en este nuestro país, donde he leído que en tiempos remotos una ardilla podía saltar de árbol en árbol desde los Pirineos hasta Tarifa, ahora los bosques y dehesas son la excepción más que la regla.  Sin embargo, en nuestros escasos bosques cercanos se talan árboles, se desmochan arbustos, se arrancan matorrales, se siegan hierbas,… en aras a una prevención de incendios que no entiendo, con una contumacia que sorprende y descasta, porque los bichitos son también víctimas silenciosas de esa furia protectora que, poco a poco, parece querer convertir los Parques naturales en Jardines ciudadanos. Y se nota, ¡vaya si se nota!, en las yerbas y en los bishos, quiero decir…

En un interesante artículo publicado en 2009 se comentaba “…la fuerte caída de la biodiversidad causada por el impacto antropogénico…”  y se argumentaba, ampliamente, con una serie de casos significativos, que llevaron a la Unión Europea a promover el programa NATURA 2000 para compensar el vaciamiento biológico de muchas regiones y tratar de mantener la biodiversidad que hubo en ellas.

 Una espléndida muestra malagueña de Euphydryas aurinia (Rottemburg, 1775)   (14-05-2011)

En dicho artículo se tomaba como modelo para un estudio la mariposa Euphydryas aurinia (Rottemburg, 1775),muy amenazada en Europa central, pero todavía común en la península ibérica”, una de las especies que se cita en el Anexo II de la Directiva “Hábitats”, referida a Especies animales y vegetales de interés comunitario para cuya conservación es necesario designar zonas especiales de conservación.

La criatura es una pequeña maravilla voladora, con bastantes variedades o subespecies, según la región donde aún se la encuentra; la variedad más frecuente en la península ibérica, al menos en el Sur, es la beckeri (Herrich- Schäffer, 1851), encontrada en Cádiz.

El reverso de alas de una hembra de Euphydryas aurinia no es menos bello que el anverso

Es una mariposa de tamaño medio, con alas de casi 50 mm de envergadura, cubiertas de finas líneas o franjas negras que separan múltiples manchas y lúnulas anaranjadas o amarillentas, que recuerdan una simétrica paleta de un pintor impresionista, componiendo como un tablero de juego, pues así ven a una de sus variedades en el país de aquel famoso personaje, donde la llaman “checkerspot butterfly” que, también ella y allí, es una especie amenazada, como los árboles de sus bosques.

A las de aquí les gustan los prados y claros de bosque recubiertos de maleza, herbazales y flores, es decir, los sitios a los que más fácilmente acceden los Homosapiens, unos con pocos miramientos y otros con muchos excesos preventivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: