Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Hijo de un dios menor

Posted by Pele Camacho en 8 junio, 2011

“Hijos de un dios menor”  fue una famosa película de finales de los 80, una de esas que destacan por encima de la media americana de “a dólar la docena”.  El título -no sé por qué- tiene para mí un encanto especial que me hace recordarla y asociarla a ideas que tienen poco que ver con ella y con su argumento, como esta entrada con sabor y color de mariposas.

Ícaro era hijo de Dédalo, un semidios mitológico, un dios menor muy peculiar -los griegos se inventaron dioses para casi todo- pues Dédalo era un dios inventor, ingenioso -hay quien dice que era ingeniero– aunque no todas “sus” invenciones fueron “suyas”, ni todas fueron un modelo ético: se podría decir que Dédalo practicó lo que se ha llamado “ciencia sin conciencia”.  El mundo moderno ha alumbrado algún que otro “ingeniero” cuyo “ingenio” ha consistido o consiste en “apuntarse a” o “apropiarse de”  los inventos de otros más ingeniosos. Los principios éticos han sido o son un obstáculo menor para algunos audaces, los dioses menores actuales.

Quizás los dos inventos más famosos de Dédalo fueron, primero, el laberinto de Creta y, segundo, las alas para escapar del laberinto. Toda la mitología que hay alrededor de los dos inventos es de lo más ingenioso que aquellos griegos pudieron inventar para representar las ambiciones humanas: Ícaro fue el “pagano”, la víctima, el símbolo del desastre al que se puede llegar tras una ambición sin freno, una audacia sin tope ni razón, pero el mito de Ícaro, aparte de su simbolismo, rebosa belleza, como la mariposa que lleva su nombre.

 Vista “en planta” de un macho de Polyommatus icarus (Rottemburg, 1775), con las alas “casi” abiertas

Por la antigua relación entre el nombre de los personajes mitológicos y la taxonomía de los Lepidópteros, estaba cantado que alguna especie debía recordar al hijo de Dédalo y tal honor le tocó a la Polyommatus icarus (Rottemburg, 1775) una mariposa relativamente pequeña, de poco más de 20 mm de envergadura alar, pero de una gran belleza por las iridiscencias azules del anverso de las alas de los individuos machos. Aunque no es la única, ni tampoco la más iridiscente, verla volar es un espectáculo agradable, por la gracia de su vuelo y por el guiño de coquetería de sus alas, que abre ligera y brevemente al posar sobre las flores en las que gusta libar.

Vista “de perfil”  de un macho de Polyommatus icarus, mostrando sus numerosos ocelos y lúnulas

Como un pequeño homenaje a los buenos ingenieros, que entre sus recursos descriptivos usan las tres vistas clásicas –planta,  perfil, alzado– para representar objetos de sus trabajos, la Polyommatus(*) icarus y el autor de esta entrada han tenido a bien posar y presentar tres vistas que permiten apreciar la belleza o, por lo menos, el aspecto de las icarus en poses típicas.

Vista “de alzado” de un macho de Polyommatus icarus,  absorto en su tarea de libar néctar

Aunque la vista preferente sea la menos frecuente, es decir, la planta con alas plenamente abiertas en un plano, quizás la más difícil de conseguir sea la frontal, el alzado, cuando la mariposa y el fotógrafo se ven “cara a cara” y ella aguanta impertérrita la aproximación del fotógrafo sin echar a volar.

 Vista “en planta”  de una hembra de Polyommatus icarus, mostrando el bello contraste de sus lúnulas 

Y , aunque las plantas de ellas tengan menos iridiscencias que las de ellos, sus perfiles son más bellos que los de ellos y, además, porque sin ellas  ¿qué sería de ellos…?

(*) Polyommatus:  Poly  muchos, ommatus  ojos, ocelos, lunares observables en su vista de perfil

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: