Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Afortunadas

Posted by Pele Camacho en 3 octubre, 2011

Las islas. Y las isleñas. Y afortunados los isleños que pueden fotografiar algunas insulares que no es posible ver en tierras peninsulares.

En este caso libelulero, el afortunado isleño es mi hermano, “canarión” de adopción y aficionado a bishos y yerbas, de los que allí hay bastantes que envidia dan a los que habitan en tierras de celtíberos, godos y vikingos. Más amigo él de los “clicks” de su cámara que de los del teclado, no le ha importado que suba a sus afortunadas paisanas al aire de estas nubes internáuticas, honor fotográfico del que me siento afortunado, pero cediéndome todos las obligaciones de la prosa que las acompañe.  Vale, hermano…

La arteriosa, un macho híbrido de rojos, negros y violetas, con la marca de  las Trithemis

(Picar en las imágenes para verlas con más resolución)

La primera del par es la Trithemis arteriosa (Burmeister, 1839), una especie de amplia distribución en todo el continente africano e incluso en parte del Oriente Medio. No es extraño, por tanto, que su estatus haya sido incluido en el Libro rojo de especies amenazadas de la UICN con la categoría ”LC”, de Least Concern, es decir, que se las apaña bien y sobrevive sin problemas, como sus primas de por aquí, la Trithemis annulata y la Trithemis kirbyi, todas ellas con un extraordinario parecido.

    El macho de Arteriosa, con las venas tan rojas como sus primas celtibéricas

¿Cabe esperar que dentro de unos años vuelen por la península? Pues viendo el historial de distribución geográfica de sus primas, yo diría que probablemente sí: a la Trithemis annulata se la vió por primera vez en España en 1978  y en 1994 ya había subido a Francia y la Trithemis kirbyi fue vista por primera vez en Málaga en 2007, siendo notable su capacidad de difusión y adaptación a nuevos territorios, pues ya se la ve en provincias limítrofes y en algunas más allá. Todo dependerá, supongo, de los vientos que soplen y de otros flujos migratorios contra vientos y mareas…

  Ischnura sahariensis, macho, con su específico torax verdoso y vientre amarillento

El segundo par corresponde a la Ischnura sahariensis (Aguesse, 1958) que, por las fechas de su ficha, fue un descubrimiento relativamente reciente, un zigóptero parecidísimo a las especies más conocidas en la península, las Ischnura graellsii, elegans y pumilio,  pero con matices suficientes para diferenciar a este endemismo de Sahara y las Islas afortunadas donde, al parecer, es la única especie del suborden de zigópteros. Si ya tenemos tres especies en la península, no me extrañaría que algún día se tenga también por aquí a esta prima “canariona”, pero vista su escasa distribución, cabe pensar que es algo delicada y poco propensa a mudanzas.

Macho de sahariensis, con toda la esbeltez y dificultad fotográfica del género Ischnura

Las Ischnuras requieren un especial sobreesfuerzo de búsqueda: son especies difíciles de ver por su pequeño tamaño y por la discreción de su vuelo silencioso y suave, y no menos difíciles de fotografiar, pues suelen buscar casi la sombra, en zonas encharcadas, lo que en muchos casos lleva a aquello de “el que quiera peces, que se moje…”, pues más o menos lo mismo, empezando por las botas y los pantalones.

Anuncios

6 comentarios to “Afortunadas”

  1. Rafa Romero said

    Muy chula, Pele. Como dices, posiblemente algún día pasen el charco, al menos la arteriosa. Y aquí estaremos esperándolas jeje. Esta primavera pude ver la kirbyi en el pie de la Sierra Morena cordobesa, poco a poco van subiendo.

    Un saludete, y un honor verte aparecer de vez en cuando por mi blog!

    • Hola, Rafa
      No se pueden poner puertas al campo… 😉 😉
      Por tu tierra me han dicho que hay una Onychogomphus costae a la que tengo ganas de ver, con unos “ganchos” que para sí quisieran los de la entrada siguiente… A ver si consigues averiguar por donde aparece, porque creo que es tempranera, y nos vemos por allí en Marzo Abril del 2012. Por aquí abajo o arriba en Despeñaperros tenemos que quedar también algún día.
      Saludos cordiales

  2. Pues aquí tienes a otro afortunado de las “afortunadas” ya seguidor indiscutible de esta página. Tenemos poquitos representantes de los odonatos en las islas, pero esta trithemis arteriosa es una belleza roja que no me canso de fotografiar. Felicitarte por tan magníficos artículos donde estoy aprendiendo mucho de este mundo de las libélulas a las que me confienso ya enganchado.

    Un abrazo.

    • Hola, afortunado Antonio

      Ahí tenéis de casi tóo y algo más, en flora y en fauna.
      Para engancharse, las libes, a las que nos les falta ni gancho ni “ganchos”, pero también tenéis maris y otros bishos de escamas y plumas multicolores.
      Gracias por tu animoso comentario.

      Saludos cordiales

  3. pilar fatou said

    Desde esta entrada en el 2011 ha llovido mucho … Supongo que este Ischnura ha tenido tiempo para cruzar el Estrecho porque ayer mismo fotografié uno en la La Laguna de Medina, cercana a Jerez de la Frontera. Saludos.

    • Hola, Pilar
      No puedodecir que NO sin ver las fotos, pero considero probable que la que viste fue una “graellsii”, la habitual en nuestra tierra de “godos”…
      No debe ser fácil para especies de este porte saltar charcos tan largos, pero vientos hay que pudieran hacerlo posible. Y viajeros.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: