Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Archive for 22 abril 2013

Muerte entre las flores

Posted by Pele Camacho en 22 abril, 2013

Hay por ahí una peli con ese título, que no está muy justificado -diría yo- porque aunque se vean en ella muchas muertes, me parece que allí no hay muchas flores.  Ahora, después de tantos chaparrones, hay por aquí muchas flores y, en algunas de ellas, se ve el paso o la amenaza de la muerte, como contraste con el empuje de la vida en primavera.

IMGP7290_1200_1012KNUn pequeño himenóptero en un llamativo mausoleo primaveral

(Picar en las imágenes para verlas con más resolución)

Entre las flores llamativas de ahora, esas que salen, duran poco y no se las vuelve a ver hasta el año que viene, a veces se ve un bishillo que al acercarse uno a mirarlo no se espanta, lo que apunta a mal asunto: o se ha muerto o, probablemente, “se lo han cargao”, porque los bishos no suelen morirse en las flores, pero sí suelen matarlos en ellas esos “Fementidos y taimados” asesinillos, disimulados con colores de camuflaje mientras esperan que pose alguno sin mirar donde pisa y que luego pase algo que le pese…

IMGP7312_1200_859KNUn predador con el icono de Napoleón a la espalda de su panza, esperando en una Orchis morio

Porque, siguiendo con las muchas orquídeas que están en las ofertas de primavera, mientras se intenta encuadrarlas y enfocarlas, a veces asoma por alguna un siniestro personaje que otea su territorio buscando un escondrijo propicio para arrear el zarpazo al primer incauto que se deje caer por allí…

IMGP6735_1200_1317KNVigilando desde una atalaya de un macizo de Orchis papilionacea

En estos comienzos de la primavera climática, cuando hay tantos bishos y yerbas nuevas, una de las especies oportunistas de por aquí es la Synema globosum  (Fabricius, 1775), a la que algunos llaman “araña Napoleón”, por el parecido que apreciaron en la mancha que lleva en el dorsal de su abdomen globoso. El origen del nombre del género Synema, (Simon, 1864) no se deja averiguar fácilmente, aunque  “nema” parece que significaba “amenaza” -en griego, claro- lo que no deja de ser creíble y verdadero para más de un bishillo.

IMGP6737_1200_1029KNLa amenaza de cuatro pares de ojos y la silueta siniestra de un bicornio napoleónico

En este país nuestro, donde no abundan las personas interesadas en bishos, hay que aprovechar la ocasión para citar a un paisano celtibérico llamado Pelegrín Franganillo Balboa, que describió las subespecies clarum, flavum y pulchellum de estas globosas con el grafitti de un bicornio napoleónico en su dorsal, que a sus nombres añaden (Franganillo, 1913), porque hace justo un siglo que las bautizó.

IMGP6772_1200_995KNAtacando con uñas, patas y quelíceros, desde dentro de una Orchis papilionacea

Hay más de 100 especies del genero Synema, englobadas en la familia Thomisidae, la de las arañas cangrejo que no necesitan tejer ninguna telaraña, porque todas ellas se buscan la vida con sus dos pares de largas patas delanteras que les sirven para agarrar y sujetar a sus presas, mientras con sus quelíceros las apuntillan de manera certera, rápida y fatal; luego les absorben sus “humores vitales” y dejan la carcasa seca y vacía, para que algún fotógrafo se entere de que ellas estuvieron allí antes…

Hoy, el 22 de Abril, ha sido el DÍA DE LA TIERRA.  Una fecha que nos recuerda que debemos cuidar del planeta para que nuestros hijos y nietos, y los suyos de los suyos, puedan disfrutar de la belleza de sus campos, de sus flores y de sus bishillos, aunque sean depredadores, porque seguro que desde hace muchos siglos vienen cumpliendo un papel de equilibrio en la naturaleza y todos son necesarios para que la vida en el planeta siga como si no pasara nada más…

Posted in Arácnidos | Etiquetado: , , , , , , , , , | 2 Comments »

… y hasta las orquídeas

Posted by Pele Camacho en 15 abril, 2013

Cuando se habla de “parecidos” puede haber una carga subjetiva importante: la imaginación se desborda al contemplar algo llamativo que se intenta asociar a imágenes o escenas que recuerdan cosas con poca relación a la naturaleza de lo que se observa en el momento.

IMGP1122_1200_843KNDos “muñequitas” de una Orchis conica

(Picar en las imágenes para verlas con más resolución)

Así, parece que la palabra orquídea se deriva, también, del griego clásico. Su raíz está en la palabra griega ορχις -latinizada como orchis– cuyo significado original era testículos. El nombre fue utilizado por Teofrasto, filósofo griego del siglo III A.C., para dar nombre a unas especies cuyos tubérculos dobles le resultaron parecidos a los testículos de los mamíferos. Luego, allá por el siglo XVII, el nombre Orchis fue reutilizado por el botánico francés J.P. Tournefort, a quien Linneo reconoció la autoría del renombramiento, que ahora se asigna como (Tourn, Ex, L. 1753). Poco después surgió la extensión del nombre a la familia Orchidaceae, acuñado por el botánico francés A. L. de Jussieu (1748-1836), concentrando en ella más de 20.000 especies de orquídeas naturales, distribuidas en unas 25 subcategorías que hoy se consideran para clasificarlas.

IMGP5558_1200_1110KNDos “conejitos” de una Orchis olbiensis

Con la coincidencia de subjetividad que se quiera, algunas de las actuales especies del género Orchis pueden tener el parecido que se imaginó de sus partes subterráneas, permitiendo establecer ese enlace entre zoología y botánica, fácilmente verificable si el interés en el asunto llega hasta desenterrar los famosos tubérculos.

IMGP5623_1200_1191KNOrchis olbiensis hipocrómica

Pero si fijamos nuestra vista en las partes aéreas, hay que descubrirse ante la belleza natural de algunas especies de Orchis, unas 20, cuyos nombres específicos se mezclan y confunden, porque fueron varios los botánicos que se los atribuyeron, cuando todavía faltaba mucho para la aparición de la internet y de los organismos internacionales que pretenden darles nombres definitivos, con dudosos resultados y consenso.

IMGP6635_1200_1092KN Orchis papilionacea, con nombre parecido a mariposas

Dice la web que, además del nombre orquídeas, de los tubérculos se obtiene una harina conocida en todo Oriente Medio y, particularmente, en Turquía, donde se comercializa con el nombre de salep. Según dicen por ahí, con ella se prepara un bebestible del mismo nombre, tan apreciado que ha puesto en riesgo de desaparición a las orquídeas de aquellos lugares que, en parte, fueron la Grecia de Teofrasto. Parece que parte de la gracia está en que algunos dicen que es afrodisíaca, mientras otros parece que se lo imaginan, claro…

Posted in Flora atípica | Etiquetado: , , , , , , , , , , , | 2 Comments »

Hasta las cejas…

Posted by Pele Camacho en 6 abril, 2013

La influencia de la cultura griega clásica es tan intensa en las culturas occidentales que hasta las “cejas” de su lenguaje han llegado a nuestros días.  Parece que aquellos griegos declinaban “Ophrus u Ophrys” al hablar de sus cejas, e imagino yo a un taxonomista pensativo, frunciendo las suyas mientras observaba el contorno de los ojos negros de la mariposa verde -contornos que parecen párpados, aunque tampoco- y dejándose caer con lo de Callophrys, que significa algo así como “bellas cejas”. El nombre debió gustar mucho y quedó tan bien que otros siguieron la idea y lo tradujeron para llamarla “cejialba” que, mirando a la criatura, puede ser más comprensible y aceptable para los que se cuestionan estos apelativos tan rimbombantes.

IMGP6520_1200_881KN

Callophrys rubi (Linnaeus, 1758), la “cejialba”

(Picar en las imágenes para verlas con más resolución)

De paso, quiero decir yo, estoy “hasta las cejas” de tanta agua como está cayendo,  porque con tanto chaparrón invernal y primaveral no hay ni sol ni bishos que se dejen ver, salvo esta atrevida Callophrys rubi (Linnaeus, 1758) que se dignó sorprenderme en un descanso entre nubarrones, mostrando esas escamas que parecen verdes, aunque -según dicen los expertos- es una ilusión óptica creada por efectos de la refracción de la luz en sus escamas, que cambian los tonos de verde según el ángulo con que se las mire. Doy fe de que eso es cierto.

IMGP6204_1200_1077KNOphrys atlántica,  polinizada por el himenóptero Chalicoma parietina

Pero no todo va a ser negativo -aunque muchos y algunas parecen empeñarse en que lo sea- ni aunque llueva tanto, porque como si se manifestaran también en una campaña para llevar la contraria, los bulbos de otras Ophrys, humedecidos a tope, revientan y muestran unas espectaculares orquídeas, anunciando una primavera explosiva para cuando las nubes dejen que salga el sol.

IMGP6822_1200_1206KNOphrys scolopax, polinizadas por himenópteros Anthophoridae del género Eucera

¿Y qué tienen que ver esas orquídeas Ophrys con las cejas?  Pues no he captado mucha luz en ese campo, y tengo que suponer -otra vez- que es cierto lo que dicen por ahí, del taxonomista de turno que se fijó en los pelillos que tapizan o bordean los labelos de algunas Ophrys,  y que de ahí les cayera el nombre a ese género orquidial.

IMGP5353_1200_1065KNOphrys tenthredinifera, polinizadas por varios himenópteros del género Eucera

Algo hay en los pelillos, o en los labelos, que atrae a taxonomistas y a himenópteros polinizadores, pues se dice que cada Ophrys tiene un himenóptero que la poliniza, llevándose adheridos los pegajosos polinios de unas a otras, aunque vaya usté a saber si es cierto que eso ocurre porque el aroma de la orquídea de turno se confunda con la feromona que engatusa al zángano o “abejo” que allí acude o, simplemente, porque le guste el néctar que tenga la orquídea…

IMGP5747_1200_1147KNOphrys speculum, polinizada por la avispa Dasyscolia ciliata

Ophrys y Callophrys son primicias primaverales y un lujo para la vista, algo merecido después de tanta agua y tantos zánganos –yzánganas– aguafiestas, de los que podría decir con aplomo que me tienen “hasta las cejas”, con su ineptitud y sus corrupciones, cayendo de nuevo en otro “charco”, pero es que hay tantos que, tal vez, algunas de mis amigas y amigos lectores podrían recordar algunas cejas (^!^) que, no ha mucho tiempo, fueron famosas: la mente es libre y las asociaciones de ideas, también.

Posted in Flora atípica | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 Comments »