Sorpresas y paisajes

Fotografías de lo que veo por esos campos…

Archive for the ‘Paisajes’ Category

Aquí no hay playas

Posted by Pele Camacho en 4 octubre, 2016

Cuando llegan los meses en que bichos y yerbas pierden su vigor primaveral o veraniego y se preparan para una nueva campaña, a los aficionados a los campos solo nos quedan las naturalezas muertas que siempre han estado allí, las bases de los paisajes que cambian de color con las lluvias, los vientos y las calores.

En la provincia de Málaga, donde fueron gran parte de los safaris foteros que dieron lugar a muchas de las entradas de este blog, además de la “costa del sol” también hay muchas zonas de montaña, algunas de gran belleza, donde se podría aplicar aquel soniquete de Los Refrescos: “Vaya, vaya, aquí no hay playa”.  El criterio para seleccionar los picos que aquí se muestran ha sido, fundamentalmente, la distancia y facilidad para llegar a los puntos de observación. Por la brevedad conveniente para que esta entrada no sea un resumen de la orografía provincial, nadie se pique porque un pico de su término municipal no aparezca aquí; en otra entrada, tal vez, los protagonistas serán algunos picos que aquí no están.

panorama_maroma-vinueia_imgp4698_6600_kn

La Maroma nevada y sus vecinos

(Picar en las fotos para verlas con algo más de resolución)

Para empezar, una buena referencia es el pico de La Maroma, el más alto de la provincia, con 2.066 m s.n.m. que lo hacen visible desde muchos puntos lejanos a su cumbre. Tiene accesos relativamente fáciles -no para este fotógrafo, desde luego-  y desde allí arriba se pueden hacer unas impresionantes fotos de los paisajes que lo rodean por aquí abajo. Está en la Axarquía, la zona oriental de la provincia de Málaga que comparte con Granada la mitad del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, un Parque Natural extenso y con muchas cumbres dignas de senderistas profesionales.

La foto anterior muestra en su parte derecha la silueta casi simétrica de una montaña pequeña en la lejanía: es el Raspón de los Moriscos o pico Lucero (1.774m.), con una belleza espectacular por su forma casi geométrica. El Lucero y el Lucerillo, su mellizo menor con 1.687 m s.n.m., se ven en la foto de abajo con un detalle peculiar en la parte derecha de la cresta de El Lucero: los restos de una pared amarillenta casi rectangular.

imgp1680_4830_knLucero  y  Lucerillo

En la cima del pico Lucero, a caballo del límite de las provincias de Granada y Málaga, aún quedan  los restos de las paredes de un puesto de vigilancia de la Guardia Civil, construido para observar los movimientos de los maquis en los años posteriores a la contienda española. No sé si los desafortunados números de la Benemérita que tuvieron que usar aquello tenían que ascender hasta allí con capas, tricornio y mosquetones, porque el camino no es fácil ni para los escaladores profesionales con atuendo al caso. El satélite de Google Earth captó perfectamente los restos del cuartelillo en las coordenadas 36º 52’ 03.12”N  y  3º 53’26.54”O.

imgp4849_4600_2300_knLos Altos de los Tajos del Fraile, Doña Ana y Gómer

Ya en la zona norte de la Axarquía, casi llegando a Alfarnatejo desde Riogordo, se puede disfrutar de la visión de los Altos de los Tajos del Sabar: el de Gómer (1129 m.), el de Doña Ana (1202m. ) y el del Fraile (1229 m. ). La corta distancia a la que se pueden observar los tres picos desde la carretera y sus alturas en relación a sus distancias, hacen de ellos un conjunto de una belleza impresionante.

imgp4809_el-jobo-desde-alfarnatejo_4600_knEl Chamizo de la Sierra del Jobo

Con un perfil algo más continuo que el conjunto de los Tajos, frente a Alfarnatejo se puede ver la descomunal magnitud de El Chamizo (1634 m.) el pico más alto de la Sierra del Jobo que, junto con la Sierra de Camarolos, pone una barrera natural entra la Axarquía y la vega del Guadalhorce que, más allá de las Villanuevas del Rosario y del Trabuco, llanea en la extensión de los Llanos de Antequera y el Valle de Abdalajís.

imgp5944_3600_knLa Peña de los Enamorados

Y para terminar, una peña chiquitita pero no menos bonita: cerca de Antequera está la Peña de los Enamorados (880 m.), mucho más bajita que La Maroma pero con unas leyendas mucho más románticas que no voy a citar, porque ya hay bastantes copias en la web. Es un peñasco llamativo, de los que atraen la mirada cuando se pasa cerca de ellos, porque destaca en la llanura y está cerca de cruces de caminos. A los Homo sapiens nos gustan esos promontorios que destacan sobre lo que les rodea, como esos farallones del Monument Valley que salen en muchas pelis del salvaje Oeste. Parece que los salvajes pieles rojas que vivían por allí antes de que llegaran los civilizados rostros pálidos, consideraban esas zonas lugares sagrados; como en Australia y sus nativos maoríes que adoraban al Kata Tjuta y al peñasco Uluru, al que consideraban el ombligo del mundo. También de la Peña de los Enamorados hay leyendas de ese estilo, pero esas son otras historias

Posted in Paisajes | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

Rocas por El Chorro

Posted by Pele Camacho en 22 septiembre, 2013

Algunos asocian Málaga a Costa del Sol como si toda Málaga fuera costa. Pero basta echar un vistazo al otro lado, enfrente de la costa, para ver “Las Tetas de Málaga” y, más allá, las cuestas que llevan al Parque Natural Montes de Málaga que, en apenas 20 Km de magníficos paisajes, llegan al Puerto del León, a 932 msnm. y al  radiofaro o VOR-DME que ayuda a la navegación aérea desde sus 1009 msnm. Algo más lejos, pero visible desde las zonas altas de la ciudad, el pico romo de la Maroma pone un techo de 2066 m. a los montes malagueños. Desde los Montes de Málaga se ve la Sierra del Torcal de Antequera, cuyas formaciones kársticas evocan figuras acordes a la imaginación de sus visitantes y, más allá de Villanueva del Trabuco -un nombre no menos evocador- la Sierra de Camarolos. Hacia el oeste se ve la Sierra de las Nieves con una reliquia botánica como los pinsapos y el pico Torrecilla, de 1919 msnm.  No, sin duda, a la provincia de Málaga no le faltan montañas…

Pero esta entrada va por otros paisajes de belleza agreste y vértigo hasta por aprensión; en la interné hay cientos y cientos de páginas que relatan sus detalles y rutas para recorrerlos: están cerca de Ardales, un pueblo con encanto en las faldas de su peña, como anuncio de los desfiladeros y peñascos que apabullan al visitante pocos kilómetros más allá, en un paraje conocido como El Chorro. De sus vistas impresionantes, es difícil seleccionar cuatro o cinco fotos para colgar en esta entrada, pero ahí van algunas a las que siempre suelo mirar como si fuera la primera vez.

Desfiladero_1200_2521KN

El Desfiladero de los Gaitanes, el río Guadalhorce y algunas aportaciones de los homosapiens

(Picar en las imágenes para verlas con más resolución)

Poco después de Ardales, al tomar el desvío que lleva a El Chorro, se empieza a bajar una estrecha carretera que, poco a poco, queda encajonada entre farallones y árboles que apenas dejan hacer una foto por falta de luz y de ángulo para apreciar la belleza que te rodea. Y cuando la vista se abre, aparece el tajo descomunal del Desfiladero de los Gaitanes, por donde pasa el río Guadalhorce que cede protagonismo a los farallones que lo encajonan entre paredes casi verticales de más de 100 m. de altura, y desde donde chorrea algún aliviadero cuya agua se pulveriza antes de llegar al fondo.  Algo más abajo, cuando una pequeña central hidroeléctrica rompe la belleza natural de cualquier vista posible, se puede observar la magnitud de los promontorios que se rompen en el desfiladero y hacer alguna foto en la que se pierde el río mientras se intenta ocultar las torretas y cables de la central.

Gaitanes ancho_1200_1501KN

Una vista recortada de los promontorios que se rompen en el Desfiladero de los Gaitanes

Aparte de la central y la presa que hay poco más abajo, la obra de los homosapiens resalta en el paisaje en la forma de un puente que une los dos farallones y, además, por unas pasarelas que más se aprecian por su sombra que por su forma: son conocidas como “el caminito del Rey” y fueron construidas como una vía de servicio, supuestamente segura, allá por 1905.  Algunos años después, el rey Alfonso XIII pasó por alguna parte de ellas y de ahí les quedó el nombre pero, como dice el tango:  “Caminito que el tiempo ha borrado...”, el tiempo tumbó las protecciones o agarraderos que entonces pusieron, abrió el suelo en algunas zonas de la pasarela y hoy, el “caminito” es calificado como la senda más peligrosa del mundo.

Caminitos_1200_1263KN

El desfiladero y algunos “desfilantes” de la pasarela más peligrosa del mundo

Eso dicen algunos…, porque otros disfrutan desfilando por ella, de un lado al otro en sus casi 3 Km de largo y apenas 1 metro de ancho, cruzando ese puente que no es más seguro que los “caminitos” que une  -o separa, según se imagine el asunto-, presumiendo, supongo yo, de insensibilidad al vértigo y jugándose el tipo contra las leyes de la gravedad y de la Junta de Andalucía, porque dicen que está prohibido pasar por el “caminito” y que la multa es de las gordas, pero eso no corta los desfiles, ni tampoco los accidentes que hubo en tiempos recientes porque, como decía el torero Rafael “El Gallo”: ¡ Hay gente pa toó !

Los Castillejos_1200_1208KN

La peña de Los Castillejos, junto al viaducto del ferrocarril de Málaga a Bobadilla

Pero no solo están por allí esos despeñaderos de El caminito: poco más allá de la estación de ferrocarril de El Chorro hay un enorme peñasco con múltiples agujeros para cobijo de buitres y otras especies -o especímenes- amantes de las alturas. Lo llaman Los Castillejos, o Los Castillones y con su forma y dimensiones tiene poco que envidiar a los promontorios de Los Gaitanes.

Panorama geológico_1200_864KN

Formaciones geológicas cerca de las ruinas de Bobastro, por la vertiente oeste de la Mesa de Villaverde

Saliendo de la carretera de acceso a El Chorro, hay una estrecha carretera asfaltada que lleva al Mirador del Tajo de la Encantada, desde donde se puede disfrutar de una vista espléndida de todo el valle de El Chorro, y de mucho más allá, como la Sierra Huma. Es curioso observar el cambio en la geología del lugar, donde abundan formaciones rocosas de arenisca, erosionadas por el tiempo y por los homosapiens que vivieron por allí hace más de diez siglos.  A mitad de camino se encuentran parte de las ruinas de Bobastro, un enclave donde el guerrillero Omar Ben Hafsún se rebeló contra los gerifaltes omeyas de Córdoba porque, según parece, en esta península con forma de piel de toro, desde la noche de los tiempos, hubo gerifaltes secesionistas, cantonalistas, independentistas, cuentistas… que no tenían nada mejor que hacer. La parte que falta de las ruinas, se la llevó el tiempo, la erosión y los homosapiens de los tiempos modernos, cuando hicieron la carretera y la presa que alimenta la turbina de la central eléctrica que hay frente a la estación de El Chorro. Pero esas son otras historias…

Posted in Paisajes | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 Comments »

Colgados de un barranco

Posted by Pele Camacho en 18 octubre, 2012

Así parecen estar algunos pueblos, como aquel al que cantaba Serrat hace ya unos cuantos años.  Su Pueblo blanco era -y sigue siendo- una melodía bonita con letra triste que, tristemente, parece aplicable para algunos pueblos mediterráneos en los tiempos que corren.

 Capileira,  el último pueblo blanco al borde del barranco del Poqueira

Picar  dos veces en las imágenes para verlas con más resolución

En este tiempo de otoño, escaso en lluvias buenas, todavía es un buen momento para acercarse a contemplar el paisaje agreste de parajes que, en pocas semanas, quedarán reservados a los que aguantan bien el frío en las despejadas alturas de sitios tan naturales y atractivos como las Alpujarras.

 Bubión,  pocos metros más abajo, el penúltimo pueblo blanco 

Capileira, Bubión y Pampaneira son pueblos blancos que parecen desparramarse por laderas que asoman al barranco del Poqueira, que parece arrancar desde las cimas “tres-mileras”. El ángulo de la visión humana se queda corto para contemplar la belleza panorámica de esas cumbres y valles convertidos en barrancos.

El Veleta, los Machos, los Crestones, la Loma pelada, el Mulhacén… un fondo de mucha altura

Por ahí cerca está el techo de la España peninsular: El Mulhacén, el Veleta y otros “tres miles” penibéticos, que ya dejan ver algún que otro ribete blanco cuando se los mira un par de miles más abajo, desde los carriles que dejan atrás los pueblos blancos que pronto estarán, también, cubiertos de blanco.

 Los “tres miles” granadinos del lado oeste

Colgados de barrancos podían haber estado algunos “pajarracos” de las finanzas,  los despropósitos, los despilfarros y los dispendios, junto con algunos políticos corruptos que, con su gestión nefasta, llevaron al borde del barranco a un país mediterráneo de pueblos blancos que ahora las pasan moradas, mientras los poderes del Estado, tristemente, parecen mirar hacia otros sitios o estar protegiendo otros intereses… ¿por qué será?

Posted in Paisajes | Etiquetado: , , , , , , , , , , | 6 Comments »

Las Tetas de Málaga

Posted by Pele Camacho en 14 abril, 2011

Hay lugares cuya orografía parece provocar a la imaginación, y siempre hay quien tiene de sobra para  entrar al trapo y tener una ocurrencia. En este caso, parece que fueron algunos marineros quienes acuñaron el topónimo “Las Tetas de Málaga”, con el que muchos malagueños llaman al Monte de San Antón, que es el nombre más legal que figura en planos y mapas.

Cuando los barcos arriban a Málaga desde Levante, apenas 3 Km en línea recta al norte de las playas del popular barrio de El Palo, se aprecia la atractiva silueta del Monte de San Antón con sus dos cumbres casi gemelas, la de Poniente con 491 metros y la de Levante con 508 metros  s.n.m. , separadas entre sí poco más de 400 metros.   En España hay, al menos, otros dos lugares con la misma referencia anatómica: es normal, diría yo, habida cuenta de la condición de mamífero del homosapiens.

Las Tetas de Málaga, vistas desde abajo, subiendo desde El Palo (picar en las imágenes para mayor resolución)

En el año 2007, después de realizar un extenso y detallado estudio de flora, fauna, geología y de otros aspectos del entorno en que se encuentra el Monte de San Antón,  se presentó una Memoria para solicitar su declaración como Monumento natural.  No se merece menos, porque es un lugar muy apreciado por los malagueños, un paisaje que gusta contemplar no solo por su singular belleza, magnitud y cercanía sino, quizás, también por las vistas que se pueden disfrutar desde aquellas cumbres: mirando al Sur, la vista se pierde en el horizonte del Mediterráneo, con un impresionante ángulo de casi 150º; mirando al norte, el contraste de los picos y laderas del PN Montes de Málaga; podría decirse que, desde las Tetas de Málaga,  se mire a donde se mire, se suspira…

Las Tetas de Málaga, vistas desde arriba, subiendo al PN Montes de Málaga

La escena desde más arriba de “las Tetas”, cuando se sube por la A-7000 al PN Montes de Málaga, ofrece el horizonte del Mediterráneo como si fuera un nivel para comparar las alturas de las dos cimas en el paisaje de mar y cielo que hace de fondo.  En cualquiera de las dos vistas principales, el Monte o Cerro de San Antón -que también lo llaman así- es un relieve que llama la atención, y por esto se puede calificar como un hito paisajístico.

La bahía de Málaga, vista desde la “Teta de Poniente

Y si se quiere tener una buena y amplia vista de la bahía de Málaga, nada mejor que subir a la “Teta de Poniente“.  La escena desde allí es de esas en que, aun viendo tanto, se deja de ver mucho de aquello que de cerca no gusta ver.  En fin, una subida para repetir y un sitio para recordar.

Posted in Paisajes | Etiquetado: , , , , , , , , | 4 Comments »

Despeñaperros, por Enero 2011

Posted by Pele Camacho en 7 enero, 2011

La última vez que lo fotografié, un día del pasado Agosto en el que todos por allí estaban en plena faena, apenas faltaban por encajar cien metros de dovelas en la que será la rama norte del viaducto más largo de la nueva A-4, el que pasa sobre el Arroyo del Rey y el antiguo puente del mismo nombre.  No sé qué nombres pondrán a los nuevos puentes o viaductos de Despeñaperros, pero viendo la curvatura de éste, más horizontal que vertical, prefiero decir que éste parece ser allí el arco más largo do pasarán vuesas mercedes

Viaducto – puente del Arroyo del Rey:  a falta de asfaltar

-Picar en las imágenes para verlas con mayor resolución-

Ya desmontaron la mastodóntica nave que había al otro lado de Santa Elena y también los armatostes que dentro de ella transformaban hierro y hormigón en una especie de gigantescos trapezoides huecos -las dovelas- aunque no estoy seguro de que esas piezas de los nuevos viaductos mantengan aquel viejo nombre que recuerda piedras y claves de arcos y bóvedas de aquellos puentes de tiempos pasados. Un aparatoso cachivache, a modo de grúa horizontal, parecía estirarse y arrastrarse para ir pegando aquellos trapezoides, uno a uno, y dejar como testigo la línea oscura en la que se fundieron con geométrica y precisa monotonía.  Ya están puestos casi todos los quitamiedos, las vallas que daba miedo imaginar cómo se pondrían en los bordes donde empieza el vacío.

Mirando al sur: los primeros tramos de la nueva A-4,  a cielo abierto

Mirando al sur, los tramos a cielo abierto parecen estar en pleno proceso de recubrimiento asfáltico, como si ya hubieran iniciado la fase de acabado que debería culminar en algún momento de 2011, si todo va según lo previsto y no lo retrasa el mal fario o la mala sombra de alguna de las “lumbreras” financieras -europeas o yanquis, da lo mismo- que con tan poco fuste hablaron y, como aquellos duros antiguos de la chirigota gaditana, tanto dieron que hablar en 2010.  Se puede apreciar la anchura de las dos ramas de la nueva autovía, frente a la estrechez de los actuales tramos de la A-4 que culebrean y parecen jugar al escondite por debajo y a los lados del nuevo trazado, que ha crecido entre y sobre los antiguos sin más molestias que las de algunas sombras, pero buenas.

Mirando al norte:  el río Despeñaperros, los túneles  y las vías hacia Castilla – La Mancha

Mirando al norte, desde las cimas del Parque Natural se ve el inicio del paisaje manchego, más sereno y suave que el de los barrancos y lomas de la subida que baja hacia el sur. En la foto, a la derecha del tramo sur de la actual A-4, cruzando sobre el arroyo que ya es río Despeñaperros -unión de los arroyos Magaña y Cabezamalo–  está el puente metálico de la vía de ferrocarril que aparece a la salida del último túnel manchego y, a su derecha, el viaducto y el último túnel de la actual A-4 norte que seguirá en uso con la futura autovía, pero en dirección sur, porque el futuro último túnel de la nueva A-4 norte es único, aunque más ancho, y sale a un nuevo viaducto, relativamente corto, que empalmará con la actual rama norte de la autovía, ya en la provincia de Ciudad Real, bordeando por la izquierda al área de servicio de la estación de Venta de Cárdenas y serpenteando después mientras sube a la meseta que se inicia al fondo, donde el horizonte todavía deja ver las casas de Almuradiel.

En la  curva donde acaba la sombra, el mirador de “Los Órganos”, un lugar donde todo lo que se ve parece enorme

Los viajes por Despeñaperros serán más rápidos, las operaciones retorno serán, previsiblemente, más fluidas y, en los reportajes que la DGT seguirá elaborando, se hablará menos de la muy alta y muy serena villa de Santa Elena.

El impacto medioambiental -aunque no el visual- será menor que el de la actual autovía A-4,  y la cuidadosa observación del paisaje de Despeñaperros no será algo casi forzoso y, a veces, peligroso para conductores y conducidos, sino todo un privilegio opcional para los que quieran disfrutar de la naturaleza de manera más serena.

Los túneles que podríamos llamar el lado oscuro, o mejor, la parte sin sol de la nueva autovía, parecen guardar el secreto de la posible fecha de apertura, con cintas, tijeras, sonrisas, palmas y otras alharacas que merecidas serán, porque bien estará todo si todo bien acaba, pero…  ¿cuándo?  Pronto, imagino, unos cuantos meses; probablemente, antes de que acabe la crisis, pero mucho después de cuando sus causantes, que siguen sueltos y ocultos en el lado oscuro de ella, debieron ser puestos, sin opción, a una sombra más oscura y serena que la crisis que ellos, como fieras financieras provocaron.  Una vez oí una maldición gitana que decía: Ojalá se lo tengan que gastar en “endiciones”…, y es que, a veces, se entiende más el caló por el sentido que por las palabras.  Pero esas son otras historias…

Posted in Paisajes | Etiquetado: , , , , , , , , | Leave a Comment »

Despeñaperros… do pasarán vuesas mercedes

Posted by Pele Camacho en 16 agosto, 2010

Breves apuntes históricos

La historia de las vías de comunicación entre Andalucía y la meseta castellana se inicia a mediados del siglo XVIII, cuando se apreciaron las dificultades para llevar a Madrid los productos procedentes de las colonias americanas que, en buena parte, entraban por el puerto de Cádiz.  Por aquellos tiempos, en Sierra Morena sólo existían cañadas pecuarias y caminos por los que apenas podían circular carros, con el suspense añadido de los bandoleros de la época. Para facilitar el tránsito, el ingeniero Joaquín Iturbide propuso el arreglo del camino del Puerto del Rey que, según la leyenda, fue el que enseñó el pastor Martín Halaja a las tropas cristianas que participaron en la batalla de las Navas de Tolosa, pero las fuerzas de los animales que tiraban de los carros cargados de mercancías eran incapaces de subir las pendientes de aquellos atajos. Iturbide pensó como alternativa en un camino más llano por el desfiladero de Despeñaperros, el único paso natural entre Andalucía y la meseta castellano- manchega, pero implicaba una difícil obra de ingeniería  en una garganta estrecha entre farallones de paredes verticales sobre el río Despeñaperros, que entonces se llamaba Magaña.  Hoy, el Magaña y el Cabezamalo se unen para iniciar al Despeñaperros, poco antes de su entrada en Andalucía.

Pocos años después, el ingeniero Carlos Lemaur realizó un Mapa general del camino proyectado entre Valdepeñas y Anduxar pasando por Despeña Perro, a la orilla del río Magaña evitando toda cuesta y particularmente las del Puerto del Rey. El mapa supuso la construcción entre 1778 y 1780 de una carretera para las diligencias de la época, de 34 Km de longitud, 11 metros de anchura y un coste de 2 millones de reales.  El proyecto de Lemaur  fue calificado por sus coetáneos de “magnifico y unos de los más difíciles y mejor trazado de Europa”. Casi un siglo después, en 1866, se construyó el viaducto del ferrocarril Manzanares-Córdoba, que fue el único entre la meseta y Andalucía hasta que se inauguró la línea del AVE para la Expo 92.

El Plan General de carreteras de 1877 fijó el trazado de la carretera N-IV que, con el Plan de Circuitos de Firmes Especiales aprobados en 1926 y un presupuesto de 227 millones de pesetas para el arreglo de 4.000 Km en todo el país, dejó la carretera como estuvo hasta que se iniciaron los desdoblamientos para la autovía A-4. El primer tramo del actual desdoblamiento de la N-IV, entre Santa Elena y Las Correderas, se terminó en 1983 y el segundo, entre Las Correderas y Venta de Cárdenas, en 1984, para un tráfico que se estimaba entonces de 8000 vehículos diarios, siendo camiones un 31% de ellos. La longitud total del desdoblamiento fue de 17,5 Km. y el coste estimado de las obras fueron 2.200 millones de pesetas, de las de entonces, claro.

Trazado actual de los tramos de la Autovía de Andalucía A-4, con marcas del nuevo trazado en construcción.

(Picar en las imágenes para verlas con mayor resolución)

Sobre el mapa topográfico se puede ver el trazado actual de las dos ramas de la A-4 y estimar el desnivel que tendrá la nueva autovía en construcción, desde la salida de Santa Elena  -760 m.s.n.m.-  hasta las entradas a 585 m. de los primeros túneles  que atravesarán el macizo oriental del desfiladero. Unos 175 metros y una longitud en línea recta de casi 5 Km, que, considerando las curvas del tramo real de viaductos y estimando una longitud de 6 Km, permiten estimar una pendiente media del 3%, desde los túneles hasta Santa Elena.

Despeñaperros, desde Santa Elena

La magnitud y belleza de algunas de las formaciones rocosas de Despeñaperros, como “Los Órganos” y el “Salto del Fraile“, en un área protegida y declarada Monumento Natural, son dignos de contemplar, pero no es fácil ni conveniente desde la autovía A-4 actual ni con su densidad de tráfico, que exigían desde hace tiempo una renovación de infraestructura vial que, afortunadamente, se acometió hace poco más de cuatro años.
A la derecha se ven los últimos tramos de los nuevos viaductos cuyas ramas se separan para adaptarse a las entradas de los primeros nuevos túneles  -380m.de longitud-.  Los segundos  túneles  -1.900m.-  coinciden en su entrada con el “desconchón” de una antigua cantera de áridos para la RENFE y atraviesan el macizo donde están los farallones de “Los Órganos”.  En el macizo de la izquierda, junto al Collado de la Aviación, se ven los roquedos que algunos llaman “Cabeza de la mujer muerta”,  por la forma del relieve del horizonte desde allí hasta cerca del Cerro de la Estrella, el punto más alto  -1.258m.- de Sierra Morena, casi a 9 Km. en línea recta hacia el oeste.

El nuevo trazado

Desde la “muy alta” -770 m.s.n.m-, y “muy serena” villa de Santa Elena hasta el cauce del río Despeñaperros, que pasa por el fondo del desfiladero, hay un desnivel de unos 250 metros y una distancia en línea recta de apenas 7 Kilometros, pero eso sí, con frecuentes lomas y barrancos abruptos que forzaron un trazado de carretera zigzagueante de unos 15 Km. que empezó a ser problemática hace medio siglo.

 

 El nuevo trazado sobre los actuales tramos A-4 Sur y A-4 Norte

La actual autovía A-4, parcialmente construida en sus dos ramas sobre la anterior N-IV, es una de las seis radiales que salen de Madrid. En 1993 se empezaron a considerar posibles mejoras que la crisis post-92 y la política/políticos de entonces fueron dejando para mejor ocasión.  Para “marear la perdiz”, en 2002 se anunció un proyecto alternativo y megalómano de la A-41, tramo Puertollano-Córdoba, que no pasó del  bla-bla-bla, entre otras razones porque las únicas poblaciones cercanas eran algunas de las pocas que quedaban del lince ibérico. En 2004 se llegó a adjudicar un “arreglo” de la autovía actual, un “parche” que ya se consideraba insuficiente, y en 2006, por fin, se decidió “borrón y cuenta nueva”, o sea, un nuevo proyecto con nuevos trazados completos y paralelos de tres carriles en cada dirección y algo más de 9 Km. desde Santa Elena hasta pasado Despeñaperros, acortando en casi 4 Km. el trazado de la actual A-4.
El nuevo trazado tiene cuatro viaductos que cubren el descenso desde Santa Elena hasta llegar a los primeros túneles, poco después  de Las Correderas y del actual enlace con la carretera A-6200 que sube hacia Aldeaquemada, pasando cerca de la Cueva de los Muñecos  y por el Collado de los Jardines, desde donde se tienen las mejores vistas del Parque Natural de Despeñaperros.

La construcción de la nueva Autovía de Andalucía

La ingeniería utilizada es de las que impresionan y merecen un aplauso: no cabe duda de que en nuestro país se sabe proyectar y hacer carreteras difíciles. La técnica empleada en los viaductos se basa en utilizar una especie de gigantescas dovelas de forma trapezoidal, con unas aletas laterales que dan el ancho de los tres carriles que tendrá cada ramal de la nueva autovía.

La técnica y grúa de montaje de dovelas en viaductos

Las dovelas son unas estructuras de hormigón armado que se fabrican en una nave construida exclusivamente para el proyecto, al otro lado de Santa Elena, desde donde se transportan, una a una y a lo largo, en camión especial, hasta el lugar donde se van a colocar y, con una compleja estructura metálica, a modo de grúa tumbada, se van colocando y uniendo a las anteriores, construyendo así los tramos que van soportados sobre los gigantescos pilares previamente construidos, con una precisión sorprendente para el profano en Ingeniería civil. En la foto siguiente se pueden apreciar las uniones entre dovelas.

El segundo viaducto, sobre un arco de la actual A-4 Norte, vistos desde una curva de la A-4 Sur

En cuanto al impacto medioambiental, sinceramente, no sé cómo se mide o se expresa de forma objetiva para algo así, pero comparando el nuevo trazado con las dos ramas del actual, desde un punto de vista de molestias a la fauna y contaminación, supongo que mejora con el nuevo trazado.  Y en cuanto al “impacto” visual, pues cada cual tendrá su respetable opinión. La mía es que el nuevo trazado es una magnífica obra de ingeniería, de gran belleza y que, aunque en estos casos, se haga lo que se haga, viaductos, puentes, túneles, etc. siempre alteran el medio natural y el paisaje, ese es el pago para evitar las retenciones kilométricas, las penosas operaciones retorno, los fatales accidentes y otras penitencias de nuestra vida moderna.  Y hablando de otros “pagos”, pues unos 200 millones de euros, según dicen los periódicos.  No es poco, pero si se hubiera hecho antes hubiera costado menos y se hubieran ahorrado muuuchos millones de litros de gasofa y muuuchas horas de viaje.  Hay por ahí obras, de mucha menos envergadura, duración y dificultad, que han costado proporcionalmente mucho más de lo que dicen que va a costar ésta. ¡Lástima que no se hubiera hecho muuucho antes!

El último tramo de viaducto, en la rama Norte del viaducto-3, sobre el Arroyo del Rey

Se espera que esté inaugurada antes de 2012 y, visto cómo está en Agosto 2010, es perfectamente posible, creíble y conveniente. Hay elecciones generales en 2012 y una cosa así da puntos, o sea, votos. En este caso, si todo termina bien, muy merecidos.  Supongo que serán muchos los viajeros que apreciarán la diferencia.

Despeñaperros. Un bello paisaje agreste, con mucha historia y con un nombre chocante cuyo origen no está muy claro: algunos lo relacionan a lo escarpado de algunos de sus “despeñaderos”, pero otros dicen que, tras la batalla de las Navas de Tolosa, los vencedores cristianos arrojaron por el desfiladero a los musulmanes vencidos, considerados en aquella época como “perros”. Me cuesta creer esta versión, por la orografía y la distancia de los “despeñaderos” a los parajes donde fue la batalla. Para los supuestos “despeñadores”, imagino que habría sido más fácil y rápido aplicar otros métodos para terminar la contienda. En la época actual parece que algunos musulmanes llaman “perro” al cristiano al que quieren insultar, y bordan el acto si le tiran un zapato, como si fuera un chucho. Por unos y por otros se puede entender aquella frase de Lord Byron: “Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”.

Posted in Paisajes | Etiquetado: , , , , , , , , , , , , | 8 Comments »

El embalse de Iznájar

Posted by Pele Camacho en 18 marzo, 2010


 Después del invierno vivido, merece la pena ver algún embalse como, por ejemplo, el de Iznájar. Tiene una capacidad de casi 1000 Hm3, o sea, casi 1.000.000.000.000 litros de agua, un billón, con “b” de burro. Está, como decían los paisanos de por allí, ‘llenetico, llenetico’. Da gusto ver los pantanos llenos, casi tanto como entristece verlos vacíos. El domingo 14 de Marzo era el “Día internacional de las Presas”, o algo así. Extraña “onomástica”, pero bien está, porque las hay mucho más tristes. En España hay 1231 presas.

Mirando al Nordeste desde la MA-9009

(Picar en las imágenes para verlas con más resolución)

Dicen que somos el país europeo con más presas pero, hace menos de un año, en muchas regiones se miraba al cielo con preocupación y, con frecuencia acorde, se comentaba en los medios que tal o cual embalse sólo tenía una reserva de agua de…, para decir que estaba casi vacío, que la cuenca de tal río estaba a… un porcentaje birrioso de su capacidad… y agricultores, ganaderos y cualquiera consciente de la importancia del agua se preguntaban qué podría pasar si la sequía continuaba así.

Este año de la crisis, de la maldita crisis, también hemos tenido “ciclogénesis explosivas”, “bombas meteorológicas”, “tormentas perfectas” y otros disparates climáticos; pero se han llenado los pantanos y, dicen algunos, se ha recogido agua para tres años. Ya no tienen que hacer “procesiones rogativas” los creyentes en esas cosas; si acaso, que las hagan en el sentido contrario, para que pare ya de llover, porque ha llovido casi “a disgusto de todos”, hemos tenido invierno e “inverná”, “borrascas concatenadas”, como decía el maestro Ángel Sánchez, desde Mirandilla, en Badajoz.

Mirando al Nordeste, desde la MA-9009 a su paso sobre la presa, da sensación de serenidad, contención, paz, riqueza, fertilidad, futuro… pero, nada es verdad ni es mentira, todo es según el lugar, el sitio adonde se mira…, apenas diez metros más allá, girando 180º, mirando al Suroeste, la cosa cambia como de la noche al día.

Evacuando a dos “chorreras”:  180.000 litros por segundo

A mediodía del 13-03-2010 estaban evacuando las “chorreras” 3 y 5, soltando casi 180 m3/segundo. Eran impresionantes el ruido y la vista del agua a presión, pulverizándose en el aire a decenas de metros.

Poco después quedó solo la 5, evacuando casi 100 m3/segundo, para reducir los daños y riesgos de inundaciones catastróficas por aumento del caudal en poblaciones ribereñas del Genil, el segundo de Andalucía y principal afluente del Guadalquivir, para que no rebose con el agua que aún llegará procedente de las escorrentías de laderas y neveros de la Sierra Nevada donde nace, cerca del Mulhacén, el pico más alto de España. Mucho río, el Río Genil…

Aminorando riesgos y daños…

Es lamentable, angustioso, ver los daños que las lluvias recientes han causado en familias y haciendas. Se oyen comentarios, “como no podía ser de otra manera”, de grupos que critican lo mal que se han hecho los desembalses, lo malas que son las presas y lo negativas que son para el medio ambiente… ¿Y qué habría pasado si no hubiese presas desembalsando de manera controlada? ¿Y qué hubiésemos bebido, y comido, en años de sequía, sin las presas que embalsan lluvias como las recientes?

Hay dos páginas web, excelentes, que he conocido estos días:
www.embalses.net
del Ministerio de Medio Ambiente

www.juntadeandalucia.es/agenciadelagua
del Servicio Automático de Información Hidrológica, de la Consejería andaluza de Medio Ambiente.

En uno de sus foros se lee que, el pasado día 6, cuando se redujo el desembalse del Iznájar de 144 a 100 m3/segundo, al cabo de una hora subió el agua embalsada en 0,20 Hm3, que no es poco, en un embalse que actualmente embalsa 930 Hm3, casi el 95% de su capacidad de 980 Hm3. Produce un cierto consuelo pensar que hay expertos, supuestamente, al cuidado de estos fenómenos de la naturaleza, tratando de optimizar los recursos hídricos y minimizar los daños que puedan causar, pero a estas alturas de la vida no creo en milagros ni en milagreros; cuando la Madre Naturaleza se encabrita, ¡SUERTE para quien entonces esté cerca de ella!

No hace mucho, cuando nadie era capaz de oler la crisis, la maldita crisis, “como no podía ser de otra manera”, algunos de esos políticos que tienen que aparentar que entienden y se preocupan por las familias y haciendas de los hispanos, incapaces de estar de acuerdo en nada, disputaban sobre Planes Hidrológicos, trasvases quiméricos, desaladoras, desalinizadoras, … que si galgos, que si podencos…
¡Benditas aguas, que por lo menos evitan un tema de inútiles polémicas!

Posted in Paisajes | Etiquetado: , | Leave a Comment »